50 años de MMBérriz en África

Nos unimos a la celebración de los 50 años de nuestra primera fundación en África, el continente más rico y maltratado del mundo. Cuna de la humanidad que lucha por no deshumanizarse.

En este día, queremos agradecer a Dios su llamada, su impulso, la fuerza e ilusión que puso en las HH que fueron enviadas al Congo para ANUNCIAR a Jesús y su proyecto del Reino. Un impulso misionero que en estos 50 años, lo ha sostenido el Espíritu, repartiendo sus dones de: sabiduría, fortaleza, alegría, desmesura, gratuidad, amor, fidelidad … Dones que hemos podido descubrir en tantas hermanas que han entregado y siguen entregando años de su vida o la vida entera, como la pequeña semilla que cae en la tierra, desde lo sencillo, lo escondido, sabiendo que Dios es el que llevara a la plenitud su obra y su Reino.

Celebrar los 50 años del inicio de una misión nos lleva a pensar en mucha vida, con toda su riqueza y no menos dificultades. Estos años han estado marcados por la guerra declarada o latente, la injusticia silenciada y permanente, los cambios que abren esperanzas que se van perdiendo por el camino… y de fondo como siempre, la lucha de las gentes, sobre todo de las mujeres encargadas de sostener y cuidar la vida de los más pequeños. Y junto a ellas, nuestras hermanas, educando, concientizando, sanando, acompañando… Abriéndose a las vocaciones africanas, centradas en la misión, impulsadas por un CUARTO VOTO siempre inspirador que impulsa a vivir con radicalidad, dando y gastando la vida por amor, como quería la M. Margarita para todas nosotras.

De ese camino, de sus ilusiones, búsquedas, sufrimientos y alegrías, hemos participado y recibido mucho esta Región y seguimos sintiéndonos muy unidas a las hermanas que hoy siguen intentando vivir este Carisma en una tierra tan necesitada de Liberación.

Dice un Proverbio del Congo que “Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran”.

Este es el deseo que late en nuestro corazón: agradecer al Señor lo vivido y compartido, su presencia en ese caminar y el deseo de que sigamos entretejiendo juntas el futuro, entre nosotras, como Instituto”.

Para conocer más nuestra misión en África  PINCHA