Las Mercedarias Misioneras de Bérriz os damos la bienvenida a Barnezabal

Deseamos que este sea un “lugar de encuentro”:
con el propio ser, con las demás personas, con Dios,
con los retos y esperanzas de nuestro mundo.
Un encuentro que nos transforme y nos impulse a recrear la vida.

Leer más

Barnezabal bebe de la misma experiencia que dio origen al carisma de las Mercedarias Misioneras de Bérriz a comienzos del siglo XX: una comunidad monástica que, desde la vivencia profunda de su vocación contemplativa, supo conectar con los gritos de la humanidad de su tiempo y se sintió impulsada a dar una respuesta liberadora.

Se encuentra en los terrenos del Convento de la Vera-Cruz, cuna de nuestra congregación misionera. Es un lugar en plena naturaleza, con amplio espacio para pasear, caminar por el monte o sentarse a contemplar la belleza del paisaje. Aquí se siente que, verdaderamente, el contacto con la naturaleza ayuda a encontrarnos con nosotros/as mismos, con Dios y a sentirnos interconectados/as con toda la realidad.